Alejandría, la más mítica de las ciudades



Se trata de la ciudad más cosmopolita que ver en Egipto y fue el principal centro cultural del mundo antiguo. Alejandría, fundada por Alejandro Magno en el 332 a.C., es, sin duda, una de las paradas obligadas.

Aunque sus grandes reclamos históricos desaparecieron hace ya varios cientos de años, la ciudad sigue manteniendo esa aura que la hace especial. El Faro de Alejandría, considerado una de las grandes maravillas del mundo antiguo, fue destruido por un terremoto en el siglo XIV. Por otro lado, su mítica biblioteca, en la que desde su fundación en el siglo III se guardaron casi un millón de documentos en un intento de aunar todas las obras del ingenio humano, de todas las épocas y todos los países, fue destruida en extrañas circunstancias.

Aun así, no está de más dedicarle al menos un par de días. Aunque simplemente sea por visitar la nueva biblioteca de Alejandría, inaugurada en 2003, y la Fortaleza de Quaitbay, habrá valido la pena.