Un crucero por el Nilo



¿Y qué sería del país sin ese mítico e inmenso río que lo atraviesa? Sin duda alguna, hacer un crucero por el Nilo es una de las experiencias imprescindibles en un viaje a Egipto.

No hay que tener demasiada imaginación para poder visualizarte contemplando maravillosos atardeceres en cubierta mientras la llamada a la oración, procedente de los altavoces de las mezquitas cercanas, se convierte en la perfecta banda sonora.

El Nilo, con sus 6.600 kilómetros de longitud (uno de los más largos del mundo), invita a conocer el país desde una perspectiva completamente diferente. Muchos son los barcos que hacen el típico recorrido desde Luxor hasta Asuán o viceversa. Así que no lo pienses más: inclúyelo en tu lista de actividades que hacer en Egipto y disfruta de unos días navegando por sus aguas.